8 años en Londres: Reflexiones sobre el Brexit

Londres Putney Bridge

Este fin de semana se cumplen ocho años de mi llegada a Londres. En ocho años, las cosas han cambiado y mucho. Antes la gente me preguntaba por el clima, ahora por el Brexit. Antes te echabas una pinta por 2 libras y media, ahora cuesta el doble. Antes me parecía que Londres era insuperable, ahora hay muchos días que cuesta superarlo. Antes veía Londres inabarcable, ahora parece más bien inasequible. Pero aún así es el último eslabón que nos mantiene a muchos enganchados a este país que, el pasado junio decidió en su mayoría que sobramos.

Aquella mañana del 24 de junio, cuando miré las noticias en el móvil al levantarme, me llevé una desagradable sorpresa. Luego vino el sentimiento de decepción. A las pocas horas, ya en la oficina, cuando un tipo irlandés que ya casi teníamos contratado para nuestro equipo, nos dijo que dadas las circunstancias no se planteaba mudarse a Londres con su familia, es cuando me llegó el enfado. Cuando en 15 minutos en la cola de la oficina de cambio perdí 50 libras con el cambio de interés cayendo en picado, mi estado llegó a la total indignación. Todo en ese mismo 24 de junio. No conseguí encontrar la razón por la que un país próspero, con una tasa de desempleo ridícula y sin más problemas serios que cualquier otro lugar, decide cometer suicidio económico.

Luego la sorpresa, el enfado y la indignación se desvanecen y solo queda la decepción. La decepción de darse cuenta de que el país donde vives ha votado en su mayoría que no te quiere aquí.

Algunos os dirán que fue por librarse de leyes escritas por burócratas no electos en Bruselas, algo que no parece importar tanto en el caso de la cámara de los Lores, la propia Theresa May o la mismísma Reina Isabel, que nos viene por la gracia de Dios y no por mayoría de votos. Otros dirán que había que dejar Europa por los billones que se mandaban cada semana a las arcas europeas para financiar corridas de toros y demás tonterías. Para malgastar el dinero no hace falta irse tan lejos, ya lo malgastamos aquí mismo. Ya se habla de la billonada que el sistema financiero tendría que abonar para seguir operando a nivel europeo y por supuesto el gobierno lo pagará con nuestros impuestos.

Pero lo cierto es que una vez más, y ya van unas cuantas en la historia de este perro mundo, se ha vuelto a demonizar al inmigrante y el votante medio se lo ha tragado. La democracia tal y como la conocemos queda herida, a expensas de que una victoria de Trump al otro lado del charco la termine rematando.

Por suerte vivo en un barrio de Londres donde el 75% votó quedarse en la Unión Europea y de momento no he sufrido ningún desprecio en mis carnes. Pero es indudable que el Brexit ha aumentado las ganas de muchos de volver a casa.

Y es que el corazón a menudo te pide volver, pero el cerebro le replica, “volver, ¿a dónde?”. Cuando se ha estado fuera tanto tiempo, ya no se vuelve, en todo caso se va. Yo voy a casa de mis padres con cierta frecuencia, unas 4 o 5 veces al año, a la tierra donde pasé algo más de dos décadas. Allí tengo toda mi familia y amigos, conozco la ciudad y a los vecinos. Pero a menudo, tras unos pocos días allí, no tengo la menor idea de qué hacer o dónde ir. La gente, la ciudad, la vida no mantiene una silla vacía durante ocho años esperando tu culo de vuelta. Por eso ya no se vuelve, en todo caso se va.

Share

Authors

Related posts

11 Comments

  1. Carlos said:

    Hola!, se lo que sientes, soy inmigrante aquí en España y, a día de hoy, para como esta el mundo, no se a donde apuntar la brújula para establecer rumbo para una mejora profesional.Saludos

  2. Alfonso said:

    Soberbio articulo, Jorge, ciertamene no se vuelve, se va… La realidad para nosotros es que, o bien lo arreglan ellos mismos (que parece a veces que lo que quieren es realmente suicidarse) y nos quedamos, o nos vamos donde todas las empresas que aqui ahora operan decidan irse, Berlin, Frankfurt, Bruselas, Paris… incluso Barcelona o Madrid pueden ser destinos.

    Me dara mucha pena, en casi 4 años aprendes a querer esta locura que es Londres, pero como les dije a algunos, "it’s your call mate, not mine… I have EU passport and can either stay or go… can you? … And before you say ‘we want you here’, just think, who the hell told you that I want to stay here if you leave EU? "

    Note: To be fair, nobody is 100% sure, however they actually do need us here

    • Jorge Ruiz said:

      Gracias Alfonso, esa es siempre también mi respuesta cuando me vienen con un condescendiente "hombre, yo creo que a ti te dejarán quedarte". Lo que no entienden es que quizá tengan que hacer un esfuerzo para convencerme de que me quede.
      Yo veo las ciudadanías en el futuro como en el mundo de la empresa privada. Los gobiernos tendrán que ofrecer incentivos para atraer a los mejores ciudadanos, esos que pagan más a la administración de lo que reciben y se integran bien.

  3. LaVuelta said:

    No estoy de acuerdo contigo. Yo después de 13 en Londres VOLVÍ y además pasado 1 mes, la sensación es como si nunca hubiera desaparecido por tanto tiempo. También es verdad que soy de Madrid, así que pasé de una ciudad grande a otra grande.

  4. RIky Ricardo said:

    El dato del paro que comentas es muy interesante. Como puede haber calado un discurso de odio anti-inmigración en un país con apenas desempleo? Según datos de la ONU de 2015, el Reino Unido tiene un 11,3 % de inmigrantes sobre el total de su población, casi tres puntos menos que España, que tiene un 14%. A pesar de todos los que se han ido en estos últimos años por la crisis España sigue con tantos inmigrantes como Alemania o EEUU, y ningún partido mayoritario ha sido tan bajo como para usar ese asunto para atizar a la población. Ni siquiera la extrema derecha ha obtenido beneficio real en las urnas utilizando ese discurso. Al final en España resulta que no somos tan malos.

  5. Guxlightyear said:

    Joder Jorge, no sé cómo te las apañas para ser capaz siempre de expresar de forma tan convincente y elocuente todo lo que me pasa por la cabeza.

    Estoy en las mismas circunstancias, y tampoco tengo NPI de qué hacer. Por un lado por mucho que me haya gustado muchísimo Londres e Inglaterra durante los 8 años que he vivido aquí, me siento totalmente desencantado con lo que está pasando en el país desde que empezó la campaña por Brexit. Desde la demonización de los inmigrantes, hasta las últimas medidas y declaraciones de intenciones xenófobas del gobierno.

    Tengo la sensación de que dado que UK tiene una posición negociadora bastante débil, la única carta que tienen bajo la manga somos los inmigrantes europeos. Y ni me gusta ser cabeza de turco, ni rehén en una negociación.

    A mí también me repatean muchísimo los británicos que te vienen con "a tí no te van a echar". ¿Y qué? ¿Por qué se supone que tengo que resignarme a vivir en el único país europeo que ha votado por echarme?

    En fin.

    • Jorge Ruiz said:

      En efecto corren malos tiempos para los inmigrantes en UK… Yo, si no tuviese las ataduras familiares que tengo, desde luego me estaría planteando muy seriamente saltar a otro país.

  6. Miguel said:

    Quiza el porcentaje de inmigrantes sea inferior en Uk, pero no el porcentaje de ciudadanos de otras razas.

  7. Irene said:

    Nadie mejor que un residente en Londres para contar su punto de vista sobre un tema tan actual e importante como es el Brexit. Gracias por compartir tu reflexión con nosotros, Jorge ;-).

  8. gaurav aidasani said:

    Jorge, completamente de acuerdo con lo que has puesto, y exactamente como me siento yo. Llevo más de 10 años en este país, y hasta antes del referéndum empezaba a sentir que realmente podría quedarme en este país un rato más e incluso tener hijos aquí (con la situación en España no conseguía ver un futuro y el corazón siempre me pedía volver).

    Ahora es mi cabeza que también me pide volver. Ojala haya un aspecto positivo con el Brexit, trabajo en el sector financiero y veo que muchas empresas empiezan a tener planes de contingencia y están pensando en mudarse en otras ciudades europeas (Madrid una de ellas). Espero que esto se replique en otros sectores y así todos los que vivimos aquí tengamos una oportunidad de volver, además el ingles ya lo tenemos perfeccionado!

*

Top