Poundland, dentro del todo a 100 más grande de Europa

Poundland

Seguramente la gran mayoría de ustedes han hecho el shopping alguna vez en Poundland, si es que no son adictos ya. Y es que, ¿A quién no le atrae una buena ganga? Este gigante del todo a 1 libra fue fundado en 1990 y fue el primero en traer este concepto de venta a Europa. Hoy en día factura 1000 millones de libras y cuenta con más de 10.000 empleados.

Desde carne a herramientas, prendas de vestir y una infinidad de artículos que parece mentira que puedan costar una libra. Solo el precio de los envoltorios de algunos artículos ya deberían descompensar la balanza de beneficios, claro que si te paras a analizar, sacas las galletas de la caja y están dentro de una bandejita de plástico y algunos vienen envueltos hasta por dentro, con lo cual, el articulo real es mucho más pequeño de lo que inicialmente pensamos; claro que el plástico también cuesta dinero fabricarlo, digo yo.

¿Nunca se han preguntado cómo es posible que piezas de carne de hasta 500 gramos, para lo que hay que matar a un animal, despiezarlo, pagar sueldos, impuestos y gastos, pueda costar una libra y además dejar beneficios? Sólo Dios sabe de qué y de dónde sale esa carne que, además está envasada al vacío (lo que le permite una posible conservación de años).

Productos de limpieza y baño de marca, bisutería, y de la chula, papelería y de calidad media/alta, todo a una libra; ¿Qué me dicen de las gafas de vista? ¿Una libra? Me parece un insulto a los que hemos pagado cientos de euros/libras por tener una visión decente.

Otro truco para incrementar los beneficios y que me pareció la monda, es que tienen un departamento de artículos dañados, donde un empleado se dedica a tratar de arreglarlos. Cosas tan asombrosas como pegar un paquete de patatas con celo (que probablemente una mano sucia haya ya hurgado dentro), pegarle los brillantes a la bisutería con cola y cosas por el estilo. Que digo yo, ¿cuantos artículos por hora tiene esta persona que arreglar para que les merezca la pena tener este departamento en funcionamiento?

Haré solo un pequeño inciso más acerca de cómo la compañía incrementa sus beneficios, y es que el trato a la plantilla de la cuál formé parte durante medio año, merece cuando menos, mención. Los reponedores y cajeras cobran 6.57 libras la hora(un supervisor cobra 7.23 libras). El tiempo de descanso no está pagado, si haces overtime de menos de 15 minutos, no te lo pagan. El uniforme consta de una camiseta y una sudadera de Poundland por persona, además del distintivo de la empresa con tu nombre.

No solo te hacen registro de bolso y bolsillos todos los días a la salida y alguna vez al azar y a cualquier hora del día, sino que si quieres comprar un producto Poundland, tiene que vendértelo un supervisor y apuntarlo en el libro de “compras del personal”, y que no se te ocurra perder el ticket, si llevas uno de los artículos de la empresa en el bolso en un registro, tienes que poder presentarlo. Si esto parece exajerado, aconsejo echar un vistazo a este artículo de hace unos meses sobre una empleada que dimitió tras ser obligada a sacudir su sujetador para probar que no había birlado nada. Como para robarles una sola de esos 1000 millones de libras anuales que facturan.

Aquí hay varias estrategias que hacen esto posible, primero la internacionalidad de los productos, lo que significa pagos en monedas mucho más débiles; ya sabemos que a Londres llegan productos de cualquier parte del mundo, y debido a que Poundland probablemente realiza compras millonarias, el coste de los mismos digamos que se precipita contra el suelo. Para hacernos una idea de cuánto dinero mueve esta gente, os cuento que tienen más de 500 tiendas solo en el Reino Unido, y varias decenas en Irlanda y España; donde se llama Dealz, debido a que ninguno de los dos países usa libras como moneda de intercambio.

Otra de las estrategias está en que le dedican casi tres pasillos de cada tienda a los artículos que se venden en cantidades masivas, ¿adivinan cuáles?, paquetes de patatas fritas en todas sus formas, tamaños y sabores, crackers, chucherías de todo tipo, bebidas carbonatadas y superazucaradas. Tienen un regimiento de adictos a la comida y al azúcar, a los que no les importa hacer cola a las 8.30 de la mañana, y que además están dispuestos a volver segundas y terceras veces en un día.

Lo que nos lleva a descubrir el tipo de clientela que es asidua a consumir en estas tiendas; toda madre/padre que viva de “benefits”, todo vagabundo, alcohólico, adolescente, residente ilegal, turista low cost, y como no, emigrante de países en crisis. ¿Os suena? Toda esta gente, necesita de alguna “droga legal” para hacer más llevadera la existencia del pobre en Londres. Recuerdo una vez que estaba yo en la caja a eso de las nueve de la mañana y me vino un olor amoniacal fortísimo. Había una cola larguísima y yo era consciente de que el vagabundo se acercaba conforme el olor aumentaba, obviamente y debido a la Ley de Murphy, me tocó a mí. Corté la respiración mientras lo despachaba y cuando se fue mi encargada me dijo: “Are you awake now, Jess?

Hay muchísima gente que no solo hace toda la compra de comida y productos del hogar para el mes en Poundland (y apuesto a que incluso les sobra para tabaco), sino que para ocasiones como Halloween, Navidad e incluso regalos de cumpleaños son por excelencia compras Poundlanderas. Y es que entras con un artículo en particular en mente, y sales con diecisiete, y además cuando llegas a la caja, piensas, ¿diecisiete libras? ¿Casi tres horas de trabajo? ¿Pero esto no eran los 20 duros? Ya te olvidaste de que es un suma y sigue.

Concluyendo amigos Poundlanderos, ojo con lo que compran o con lo que roban, que estos “20 duros” no se andan con chiquitas y es probable que salgan escaldados.

Foto de portada de Ardfern en Wikipedia.

Share

Authors

Related posts

7 Comments

  1. Gaizka said:

    ¿Y esto? Te has desfogado bien ¿no? 2 cositas…

    La primera sobre su facturación y eso. ¿Tu lees las noticias? –> http://www.theguardian.com/business/2015/nov/19/poundland-shares-crash-99p-stores

    Luego lo de "tipo de clientela que es asidua a consumir en estas tiendas; toda madre/padre que viva de “benefits”, todo vagabundo, alcohólico, adolescente, residente ilegal, turista low cost, y como no, emigrante de países en crisis." yo he comprado ahí me gusta que me comparen con vagabundos y vagos…

    Que maja….

  2. Irene said:

    Vaya tonta el haba con tu descripción de tipo de clientela. En poundland hoy en día compra todo el mundo y no se por que te crees que tu eres mejor que otros, porque al fin y al cabo parece ser que ese es el único curro que conseguiste. Suenas tan amargada que das pena

    • Soraya Paez said:

      Irene guapa, te aconsejo encarecidamente que te tomes un antiestamínico cada 8 horas. En el caso de que un dia te muerdas la lengua y te envenenes.

  3. ruben said:

    tu si que das pena Irene, pero de lo mal educada que eres! Digo yo que si ha estado 6 meses allí habrá visto de todo… no hace falta insultar a la primera de cambio. a mi si me ha gustado el articulo. no sabia todo ese de Poundland! una pasada!!!

  4. Irene said:

    Pobre Ruben. Porque llevar solo 6 meses y creerse tan superior da pena.

  5. Ladherna said:

    Vaya, ¡cuánta negatividad en los comentarios! Es un hecho que la gente con poco dinero va a comprar a los sitios baratos. Eso incluye a, como bien dice, gente en benefits, vagabundos… Yo gano un buen sueldo y aún así voy a Poundland para cosas puntuales como por ejemplo, Lemsip o PG Tips, que cuestan el doble o el triple en un supermercado. No por ello me ofendo y pienso que me estén llamando vagabunda. ¡Qué de gente susceptible!

*

Top