Hunterian Museum

Museo Hunterian

Según los últimos datos publicados, 6.7 millones de personas visitaron el British Museum en 2013. Muchísimos menos son los que visitan el Hunterian Museum, a pesar de encontrarse a tan solo 10 minutos andando.

El Hunterian Museum, también conocido como el museo de la cirugía, forma parte del Royal College of Surgeons de Inglaterra, una institución que data del siglo XIV.  El edificio del museo es del siglo XVIII, aunque solo la biblioteca y el pórtico son los originales ya que una bomba alemana arrasó el resto del edificio en 1941.

Alberga la colección de rarezas de John Hunter, adquirida por el gobierno en 1799, tras su muerte. Este cirujano escocés es considerado el padre de la aproximación experimental a la medicina. Desde su casa londinense, con la fachada principal dando a Leicester Square, pasaba consulta a los pacientes más ricos, incluyendo al rey Jorge III. Pero por la noche, a través de la entrada trasera, que daba a un callejón, los “resurreccionistas” entregaban cadáveres frescos para su escuela de anatomía. Lo que acabaría inspirando a un tal Robert Louis para escribir El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde.

Se encuentra en el número 41 de Lincoln’s Inn Fields, otro lugar muy céntrico pero poco conocido donde hacer un picnic a pocos metros de la concurrida estación de metro de Holborn. Eso sí, recomiendo hacerlo en un día diferente a la visita al museo a no ser que tengáis buen estómago y toleréis sin problema los diferentes órganos humanos metidos en botes de cristal, que forman la mayor parte de la colección expuesta en el museo.

Aparte de los botes, que son bastante curiosos, hay muchos instrumentos quirúrgicos, una zona dedicada a la odontología, algún video de operaciones (que confieso que no ví cuando visité el museo) y las dos grandes estrellas de la colección.

La primera, the Evelyn tables, son unos paneles de madera, los más antiguos de Europa, que muestran venas, arterias y nervios de diferentes partes del cuerpo, que fueron extraídas de un humano y pegadas a la madera antes de darles unas cuantas capas de barniz. La primera tabla muestra la médula espinal y nervios; la segunda la aorta y las arterias, la tercera el Sistema nervioso simpático, el nervio vago y las vegas de los pulmones y el hígado; y la cuarta la distribución de las venas.

evelyn-tables

La segunda estrella del museo, y seguramente la pieza más conocida, es el esqueleto de Charles Byrne, un hombre que vivió a finales del siglo XVIII y que es más conocido como el “gigante irlandés” por sus 2m y 30 cm de estatura, debido al gigantismo causado por una mutación en uno de sus genes. Se puede ver en la parte central de la imagen que encabeza este artículo.

Si queréis visitar el museo, está abierto de martes a sábado de 10 a 5 y es completamente gratis. No se pueden hacer fotos, pero si se os da bien pintar podéis hacerlo usando boli o lápiz, nada de pintura, pasteles, tiza o carboncillo. Además, podéis descargaros la audio-guía completa en formato mp3 para saber lo que estáis viendo, eso sí, en inglés. La encontraréis en la web del museo.

Share

Tags ,

Related posts

*

Top