El boom de población en Londres

london-crowd

Londres continúa con un crecimiento demográfico imparable y parece ser que en cuestión de días superará su récord histórico de 8.615.000 habitantes, un registro que se alcanzó antes de la Segunda Guerra Mundial. El ritmo de crecimiento actual es de 100.000 personas al año, es decir, el equivalente a un barrio nuevo cada 3 años. De seguir así, y en caso de que el sistema de vivienda y el de transporte aguanten, la ciudad alcanzaría los 10 millones de habitantes en 2030.

población Londres

Las grandes ciudades sufren altibajos a lo largo de su historia, pero hay pocas que hayan sido capaces de recuperarse y reaccionar frente a las adversidades como lo ha hecho Londres.

A finales del siglo XVI y sobre todo en el siglo XVII, la ciudad tuvo su primer gran crecimiento, superando el medio millón de habitantes, a pesar de incendios que arrasaron la ciudad y plagas que diezmaron la población.

Pero si hay una época que de verdad marcó la diferencia para Londres fue sin duda el siglo XIX. Un siglo que empezó con apenas un millón de habitantes y que terminaría con más de seis millones. Un siglo de revolución industrial, de ferrocarril, donde el metro se abrió camino en las entrañas de la ciudad, donde se crearon 2100 kilómetros de alcantarillado y donde nació un cuerpo de policía para mantener el orden, los bobbies. Un siglo en el que Londres se convirtió en la capital del Imperio Británico, en la ciudad más grande del mundo, en la principal referencia mundial en términos políticos, comerciales y financieros.

El siglo XIX fue también un siglo de pobreza, donde millones de personas vivían hacinadas en suburbios insalubres, donde el cólera campaba a sus anchas. Era el Londres inmortalizado por Charles Dickens.

En 1939, con la llegada masiva de judíos huyendo de la Alemania nazi, Londres alcanzaba su máximo histórico por encima de los ocho millones y medio de habitantes. Luego llegarían los bombardeos alemanes, los alistamientos… Unos 30.000 londinenses murieron durante la guerra, pero muchísimos más se quedaron sin casa, así que durante la posguerra se activaron medidas para reubicar a la población en otras ciudades junto a la capital.

Así comenzó un lento pero constante declive de la ciudad durante décadas, perdiendo casi dos millones de habitantes hasta los años 90, cuando el buen momento económico volvió a atraer a gente de todo el mundo hasta sus puertas.

Share

Authors

Related posts

*

Top