La integración psicológica del emigrante

walk alone

Después de encontrar trabajo, la siguiente necesidad básica en el emigrante es sentirse integrado en el nuevo contexto vital, es decir, sentir formar parte del lugar en el que se reside.

A este respecto la integración por parte de la persona en el nuevo país tiene que ser de forma activa, realizando todo aquello que está en nuestra mano y centrándonos menos en lo que no podemos controlar, como es la aceptación o reacciones de los demás, es decir, en esa integración tenemos que fijarnos en lo que podemos poner de nuestra parte.

Integración psicológica en el emigrante

Sin entrar en aspectos por todos conocidos como relacionarse o conocer gente, lo que se suele denominar “socializar”, hay diferentes procesos psicológicos que nos pueden ayudar si reflexionamos en ello. Estos procesos psicológicos que están implicados en el sentimiento de integración a la nueva cultura serían:

  1. Identificación con nuestro nuevo contexto vital. La integración en el nuevo contexto vital del emigrante tiene que ver con la identificación que hacemos con ese contexto. Identificarnos es un proceso psicológico por el que la persona reconoce aspectos propios en el exterior, en lo que hay fuera, y a su vez reconoce aspectos del exterior en él mismo. En el caso de Londres tenemos una multitud de culturas, aunque domine la inglesa, pues bien, será bueno ver qué aspectos comunes hay para poder acercarnos y poder  dejar de ver extraños a los otros y de verse extraño a uno mismo en ese contexto.
  2. Conocer y comprender el contexto. Con el anterior punto nos puede surgir la pregunta de cómo se logra identificarse uno con lo externo. La forma más sencilla es el conocimiento, aprendizaje y comprensión de lo que nos rodea. Cuanto más conozcamos el contexto, cuanto más conozcamos la nueva cultura en la que estamos, más posibilidades tendremos de detectar aspectos con los que identificarnos. Por eso una recomendación es empaparte en los primeros momentos de cualquier información que te ayude a conocer la nueva cultura: su historia, su idioma, tradiciones, gastronomía, etc.
  3. Allí donde fueres haz lo que vieres: Conocemos ya aspectos de la cultura, comenzamos a dominar el idioma, nos identificamos con aquello que nos gusta,… solo nos faltaría “ejecutar” aquello que estamos conociendo, es decir, realizar rituales y participar en eventos culturales que pertenecen a la nueva cultura. Actuar según tradiciones o costumbres en donde estamos significa enriquecer nuestra existencia, algo que además permite estar más cómodos allí donde estemos y facilita nuestra aceptación.

A este respecto podemos dar algunas recomendaciones que nos ayudaran a participar o integrarnos en este nuevo contexto como es Londres:

  • Cuando conocemos a alguien el saludo con la mano es lo principal, los besos o el abrazo quedan restringidos para personas muy cercanas.
  • Dentro del trabajo no se dan momentos de acercamiento, sino que se deja para después del trabajo, en donde podremos conocer algo más a nuestros compañeros y que estos nos conozcan también. Quizá sea el Pub, símbolo de la vida social Londinense (y de Inglaterra en general) en donde se produce ese acercamiento, pudiendo conocer al compañero de trabajo de una forma más relajada. Eso sí, ese conocimiento es muy poco a poco, con pequeños pasos de confianza, siendo la cultura inglesa más distante y reservada.
  • Las conversaciones no giran en torno a temas personales, sino de actualidad o generalidades: política, deportes, música, cultura, etc. Algo curioso es la gran afición por los cotilleos y chismorreos sobre famosos, políticos o la Familia Real.
  • En el transporte público no se tiene contacto personal, está muy mal visto tocar físicamente a quien tenemos al lado, algo impensable en metros como el de Madrid o Barcelona.

Estos y otros aspectos los iremos conociéndo poco a poco y podremos adaptarnos a esa manera de funcionar, pero quizá tengamos que detenernos bien en qué causas o razones nos pueden hacer separarnos de la nueva cultura. Dejando a parte un posible rechazo del contexto hacia el emigrante (aspecto que veremos en los siguientes artículos), es bueno detenernos en los aspectos propios de la persona que pueden dificultar la integración.

Aspectos de la persona que dificultan la integración

En ciertas ocasiones es la propia persona la que pone defensas psicológicas a esa integración, la que hace que se separe de la nueva cultura, negándose a integrar o a vivir según ciertos rituales o características sociales del nuevo contexto.

Conocernos bien, detectar en nosotros mismos aspectos que pueden estar bloqueando el proceso, nos ayudará a neutralizarlos y poder superar esas barreras. Algunas de las barreras más comunes son:

  • Miedo a la pérdida de identidad: Al dejar atrás el contexto de origen e intentar integrarse en el nuevo la persona puede temer dejar de ser él/ella mismo/a. Como si adaptarse a la nueva cultura borrara su personalidad. A este respecto más que perder parte de la personalidad, lo que hace esa integración cultural es ampliar y desarrollar aspectos propios que nos facilitan el crecimiento como personas.
  • Sentimiento de culpabilidad: Algunos emigrantes sienten que si se integran o se adaptan a la nueva cultura, están abandonando su contexto de origen, es como si sintieran que traicionan lo que dejan atrás.
  • Sensación de perder libertad: otras personas se sienten obligados a esa adaptación, como si el entorno les estuviera imponiendo ciertos comportamientos o incluso aprender el idioma. Desde esta posición, para sentirse libre de esa presión, la persona realiza lo contrario a lo que se supone “pide” el entorno. 

En resumen, sentirse integrado en una nueva cultura no solo depende de lo que se recibe del exterior, sino que tiene que ver mucho con nuestra actitud hacia ese contexto. Acercarnos de forma activa hacia ese contexto nos permitirá adentrarnos en él y evitará que nos vean desde fuera como extranjeros o extraños, palabras que, por algo comparten la misma raíz.

Artículo elaborado por: Sergio Delgado Somodevilla.
Psicólogo Terapeuta Online. Especialista en emigración
Podéis saber más sobre él en: www.psicologiaenlared.com

Foto de Ana Campos Malo, en nuestra galería de Flickr.

Authors

Related posts

*

Top