Poppies: el mejor fish and chips de Londres

Mejor fish and chips de Londres

Poppies no es el tradicional chippy grasiento y sin pretensiones británico, sino toda una experiencia que te transporta al East End londinense de los años 40 y 50. El East End de la postguerra, como las máscaras de gas de la pared, el jukebox, los uniformes de las camareras o el resto de la decoración se encargan de recordarnos. Una época difícil donde las cartillas de racionamiento estaban a la orden del día y donde un rápido y sabroso fish and chips recién hecho era la forma más asequible de dar fuerzas a la nación.

Pops, su entrañable dueño que con 70 años no falta ni un día al trabajo, lleva sirviendo fish and chips toda una vida. Comprando el mejor pescado fresco del mercado de Billingsgate y preparándolo en el mismo restaurante por su propio pescatero. Durante 50 años, ha ido coleccionando con nostalgia recuerdos y objetos de un tiempo pasado y por allí han desfilado todas las celebridades londinenses antes o después.

Poppies camarera

La receta es la de siempre, pero la diferencia está en la calidad del pescado, procedente de fuentes sostenibles, nada de pesca de arrastre. El rebozado crujiente pero nada grasiento y sorprendentemente ligero. Las patatas doradas, en su punto, ligeramente crujientes en los extremos pero blanditas por dentro. Además se sirve el clásico puré de guisantes y los típicos acompañamientos que incluyen una riquísima salsa tártara, vinagre y ketchup.

Recientemente nombrado mejor restaurante de fish and chips de todo Reino Unido en 2014, es una visita obligada para los que quieran probar algo de la gastronomía británica. Podéis encontrarlo en Hanbury Street, al lado del mercado de Spitalfields. Eso sí, los domingos a la hora de la comida os tocará esperar una larga cola para llevaros una ración para llevar (take away) envuelta en el tradicional papel de periódico.

Share

Authors

Related posts

One Comment;

  1. Daniel said:

    Ayer estuve en el de Camden, y recomendable. No es super barato pero tampoco es caro. Pedi calamares (los echo mucho de menos de mi Malaga :P) y aunque me parecio que podrian estar mas sabrosos, estaban muy bien y oye… muchas veces nos ponemos exquisitos porque glorificamos este tipo de cosas en nuestra cabeza. Ah, y en Camden tienen musica en vivo, que estuvo bastante bien. Entre la musica y la charla, me termine los calamares cuando ya estaban frios…

*

Top