Cittie of Yorke

Madera tallada en Cittie of York

Ya sabéis que la mayoría de los museos londinenses son gratis, pero éste os costará una pinta. Porque esta evocación de un gran hall medieval, con el techo a 10 metros, los ventanales de convento y la madera tallada, tiene en realidad poco más de un siglo de antigüedad y no es más que un pub, aunque uno de los más espectaculares: el Cittie of Yorke, junto a la estación de Chancery Lane.

Este derroche de gótico Victoriano, más propio de un museo o una película de época, es uno de los mejores ejemplos en Londres de Mock Antique, un estilo arquitectónico de finales del siglo XIX que surge como respuesta ante la vulgar combinación de mármol y cristal que predominaba en los pubs de la época.

Detalles como las alcobas laterales a modo de confesionarios o las enormes barricas centenarias tras la interminable barra, hacen pensar que el largo corredor de la entrada es más bien un portal que nos lleva hasta una taberna del siglo XV. Pero los atuendos aquí no consisten en calzas y jubones sino mayormente trajes. Banqueros y abogados acuden fieles a su cita con la pinta de bitter tras la jornada de trabajo.

cittie-of-york

El actual edificio fue construido en 1890 y adquirido por Sam Smith’s en los 70, pero en este mismo lugar ha habido una taberna desde 1450. Además del impresionante Long Bar, cuenta con otra sala acogedora en la parte delantera y una bodega del siglo XVII en el sótano, en la que también se puede comer.

No os dejéis amedrentar por la estirada clientela ni por sus empleados con fama de malas pulgas. La visita merece la pena y la cerveza, que no es demasiado cara, también.

Share

Authors

Related posts

*

Top