Yauatcha

En Guirilandia se echaban en falta más artículos sobre buenos restaurantes londinenses y para ello contamos desde hoy con The Croqueta Lover, nuestro foodie, cocinero y croquetero particular, que nos ayudará con los temas gastronómicos. Además si vivís en Londres quizá os interese encargarle unas croquetas.

En esta ocasión visitamos Yauatchua, situado en Soho, en Broadwick Street. Una reinterpretación moderna de los tradicionales salones de té chinos, con una estrella Michelín. Según la guía Zagat, se trata de un lugar “oscuro, elegante y sexy” donde la “gente guapa del Soho le hinca el diente a un dim sum divino y cocinado de forma meticulosa”.

Yauatcha

Al llegar, en el mismo restaurante hay una sala donde sirven cocktails hasta hartarse y donde de paso, ver un poco como los comensales se ponen tibios. Una vez más optamos por el “Yauatcha Dim Sum Menu”, el menú degustación, que por 40 libras es un “good deal“.

Para empezar, Venison puff, una delicia y uno de sus platos más afamados.

Venison puff

El servicio, algo lento y desordenado, nos trae después el starter de presentación (unos cucumbers con salsa picante) y la increíble Blue swimmer crab salad with sesame dressing. Tremenda!!. Luego Har gau, rellenos de gambas y Pork and prawn shui mai, una delicia para el paladar, seguidos de uno de los platos estrella: three style mushroom cheung fun que literalmente se derrite en la boca. Con la salsa de soja llega a ser un momento muy, muy placentero. Me traen 3 raciones y me las zampo, sin duda…

Cheung fun

Los Poached Peking chicken dumpling, muy buenos, pero narices, mira que me gusta el picante y me dejaron con los mismos coloretes que Heidi. La sopa de pollo, un poco gelatinosa, correcta. La Seafood dumpling in supreme stock, de fuerte sabor, densa y aromática. La adoras o la detestas. Chinese vegetable, Pak choi con un poco de ajo, en su punto, ya casi al final, con el estómago casi lleno. El Fried chilli squid, consiste en calamares rebozados con panko (rebozado japonés), chilli y cilantro. Potente y delicioso. Mega ración. Los comensales ya estaban pensando en el postre, a mi como no me gustan me di un buen atracón.

El Crispy aromatic duck, para terminar, lo traen entero y te lo trituran “in your face”. Fantástico, crujiente. Sólo he probado uno mejor en Singapur. Se te llena la barriga de tal manera que parece el caparazón de una tortuga. Toca retirada a casa a dormir.

Crispy duck

Ojito con el postre que no está incluido en el precio del menú. Los Macarons parecían más bien mini-hamburguesas. Chocolate, Bubble gum (muy logrado) y Pop corn (fatal, era chocolate blanco con un punto de sal…).

macarons

Precio aproximado: 230.50 libras para 4 personas. 57 libras por persona, incluyendo menú degustación, cocktail, bebidas y postre.

 

Authors

Related posts

3 Comments

  1. elena said:

    un poco carillo no?en estos tiempos que corren,con la crisis ya se puede cenar en casa,,que se come muy bien y casero.

  2. Xesco said:

    Bien, bien, tomo nota. Pero para mi futura visita a esta ciudad necesitaré un cicerone como tú. Anda que no!

*

Top