Una hora en el Museo Británico

British Museum

Los grandes museos londinenses dan cobijo a millones de objetos, obras, pinturas o esculturas que merecen ser estudiados detenidamente. El problema es que ni viviendo 7 vidas dedicadas a ello sería posible abarcarlos todos. Con el artículo de hoy comenzamos una serie de humildes guías que tienen como propósito ayudaros a conocer una pequeña parte de los museos de Londres, más que pequeña ínfima. Pero considero que es preferible conocer una pequeña parte con detalle que vagar por todas las salas sin quedarse con nada.

Como no, teníamos que comenzar con el British Museum. Uno de los mas importantes del mundo en cuanto a historia y arte. Con la ayuda de Luis Pastor, nuestro experto en historia de hoy, pasaremos una hora en el British con la siguiente selección de 10 piezas que no os podéis perder.

  • 1. Piedra Rosetta.
    Es La Piedra, la estrella del museo. Quien más y quien menos ha oído hablar de ella. Consiste en un gran trozo de granito negro con inscripciones en tres idiomas diferentes: jeroglífico, demótico y griego antiguo, que fue descubierta en Egipto durante las campañas napoleónicas y que, como no, los británicos se trajeron para casa. El hallazgo es de una relevancia histórica incalculable. Mediante la comparación de los caracteres y un soberbio conocimiento de la fonética y lingüística de los idiomas antiguos y modernos, Champollion consiguió descifrar el idioma jeroglífico, abriendo la puerta a la egiptología para comprender una cultura que se extendió a lo largo de más de 3000 años.
    La complejidad de su desciframiento solo es comparable a la dificultad de hacerle una foto decente sin que aparezcan cuatro turistas japoneses en el fondo o se refleje el flash en la urna de cristal que lo protege.
  • 2. Los Mármoles de Elgin o Mármoles del Partenón.
    Este conjunto de relieves y estatuas de mármol componen el set de piezas más polémico del museo. Todo el mundo sabe que las mejores piezas de arte griego están fuera de Grecia y éste es su máximo exponente. En el siglo XIX, Grecia estaba ocupada por el imperio otomano y los templos clásicos caían en el olvido. Lord Elgin pasaba por allí y vio esta colección de mármoles en el más magnífico templo clásico, por lo que les propuso un trato a las autoridades: yo me llevo esto, que lo tenéis todo tirado por el suelo y os pago algo. Os libráis de unos cuantos dioses paganos y hacéis caja. Pero los griegos ni lo vieron ni lo ven de igual modo. Hace poco construyeron un museo a los pies de la Acrópolis, para el día en que los británicos devuelvan las piezas a Grecia. Dada la experiencia de españoles y argentinos, pueden esperar sentados.
  • 3. La Leona herida.
    Leona heridaMesopotamia es lo que se ha venido a llamar, de forma acertada, ‘La cuna de la civilización’. Allí se desarrollaron por primera vez imperios, ciudades, inventos y grandes reyes; donde el desarrollo artístico y científico y la escritura fue de la mano con todo ello. El nivel de realismo hace olvidar que estamos ante un relieve de hace 2600 años. En él, el rey asirio Asurbanipal, consciente del valor de las imágenes para promocionar su poder, mandó grabarse en las paredes de su palacio matando al animal más fiero y salvaje de todos: el león. Es llamativo ver cómo de las tres flechas que dan a la Leona es la que le da en la columna la que hace que pierda la movilidad de las patas traseras. Una agonía que ha quedado para la posteridad con enorme belleza. Quién sabe si dentro de 2000 años, en algún museo se exhibirá un grabado de algún otro rey más actual cazando por ejemplo elefantes…
  • 4. El Moai de la Isla de Pascua. 
    Cuando el Capitán Cook llego a la isla de Pascua en 1774, poco o nada quedaba de la civilización que había creado estos gigantes de piedra. Debido a la mayor deforestación y destrucción provocada por manos humanas en una sola isla, ellos mismos se condenaron. Los moais son un icono de esta isla del fin del mundo. Éste en concreto, llamado Hoa Hakananai’a, es uno de los pequeños, a pesar de sus cuatro toneladas de peso. Originalmente estaba pintado de rojo y blanco y su mirada estaba compuesta de conchas y piedras de colores.
  • 5. Jade bi.
    Los discos de Jade en China han estado relacionados con la aristocracia durante más de 4000 años. El jade es aun un símbolo de riqueza y estatus en Oriente y el British tiene un ejemplo muy curioso de este tipo de piezas. El disco en si es de alrededor del 1200 AC y la escritura del 1790 DC. El emperador Qianlong gustaba de dejar su sello en todas las obras de su enorme colección con poemas o comentarios, aunque a nosotros nos parecería una barbaridad escribir sobre la Dama de Elche.
  • 6. El casco de Sutton Hoo.
    Sutton HooNo todo es “prestado” en el British. Gran Bretaña es una tierra que, desde Stonehenge a las más remotas islas del mar del Norte, ha sido habitada por variedad de pueblos y culturas y ha llevado a cabo numerosas excavaciones arqueológicas. En 1938, el dueño de unas tierras, Sutton Hoo Mansion, financió una pequeña excavación en unos montículos. Nadie se esperaba encontrar un yacimiento de semejante magnitud. Un barco entero yacía allí enterrado. El Museo Británico tomó las riendas de la excavación, que continuó hasta los años 90. La importancia de este descubrimiento es comparable a la de Tutankamon en Egipto, ya que se estima que son restos del siglo VII, un periodo del que prácticamente solo había leyendas como la del Rey Arturo. El hallazgo descubrió una sociedad mas dinámica, refinada y conectada de lo que se pensaba, compuesto por objetos que van desde Bizancio a Suecia, con evidente influencia Cristiana mezclada con rituales vikingos. Una historia apasionante a la que puedes mirar a los ojos en este casco.
  • 7. El Ajedrez de la isla de Lewis.
    Lewis ajedrezEste ajedrez medieval (S. XII), descubierto en una playa de la isla de Lewis, en Escocia, inspiró el usado por Ron y Harry en Harry Potter y la Piedra Filosofal. Consiste en un número inconsistente de piezas hechas de marfil de morsa y diente de ballena, proveniente de Escandinavia, que nadie sabe exactamente cómo acabó enterrado en una duna de la costa escocesa. Originariamente las piezas eran blancas y rojas, no blancas y negras como en el moderno ajedrez, y tienen unas increíbles y elaboradas expresiones faciales que merece la pena admirar. Y es que el Ajedrez era el juego de los reyes.
  • 8. El Astrolabio Hebreo.
    astrolabio hebreoEste objeto es uno de los pocos que proviene de la península Ibérica, un astrolabio del S XVI, utilizado para determinar la hora a partir de la latitud o viceversa con la ayuda del sol o las estrellas. España fue la puerta por la que los astrolabios llegaron a Europa procedente del mundo islámico. Éste en concreto, con inscripciones en hebreo y árabe, es un gran ejemplo de la relativa armonía de culturas y religiones que convivieron en la vieja España durante la época.
  • 9. La gran ola de Kanagawa.
    Ola KanagawaLa conocéis todos, repetida una y mil veces cada vez que se nombra la palabra tsunami en la tele. Probablemente el grabado japonés mas famoso, de extrema delicadeza y de extrema dificultad técnica. Se hicieron miles de reproducciones y los cazadores de estampas del siglo XIX en Europa las buscaban con afán. El mismo Van Gogh tenía muchas de ellas que se dejaban reflejar en sus cuadros. Curiosamente, el objeto de esta estampa no es otro que el monte Fuji, que aparece imperturbable al fondo, contrastando con el poderoso muro de agua que amenaza con engullir a las pequeñas embarcaciones. El grabado forma parte de una serie de Hokusai llamada 36 vistas del monte Fuji, pero me temo que actualmente no está expuesto.
  • 10. Donation box.
    Finalmente este es uno de los objetos que más comentarios levanta en los turistas no británicos: la caja de los donativos. Y es que en el Museo Británico no hay que pagar, solo te piden la voluntad. Claro que, de una forma muy british, se permiten la libertad de sugerirte una voluntad de 5 Pounds y por si no queda claro te hacen el cambio a tu moneda. Curioso.

Aquí os dejo un mapa del museo con la ubicación de nuestra selección, que podéis seguir en orden. Pulsad en él para hacerlo más grande.
Mapa Museo Británico

¿Qué otras obras o piezas incluiríais? Cuéntanos cuál es tu favorita y porqué en los comentarios.

Authors

Related posts

6 Comments

  1. Muchacho said:

    Cuando fuí a Londres dediqué 4 días enteros solo al British, y aún así me quedaron dos plantas por ver. Es una maravilla. En las salas de Egipto era casi imposible ver nada de la cantidad de gente que había. En cambio, la sala de Japón es ideal para disfrutarla con calma y relajarse :)

  2. elena said:

    Muy completa la visita al museo,interesante,,me gusta esta seccion,yo el que mas visito es el Albert &Victoria,creo he estado como 30 veces,sobre todo la parte de indumentaria y telares antiguos,es lo que me gusta y en lo que trabajo,,pero seguro hay gente que tiene mas informacion del museo.gracias por la seccion.

  3. calvanki said:

    Muy buena entrada, ya era hora que se le pusiera un poco de calidad a este blog con plumas invitadas (broma, of course)

  4. Pingback: Noticias | Campos de cristal

*

Top