Wembley

Si existe una casa del fútbol, esa debe ser Wembley. El hogar de la selección nacional y donde se juegan todas las finales en Inglaterra. Un grandioso estadio al noroeste de Londres con una capacidad de 90.000 espectadores, que fue inaugurado hace apenas 4 años.

El nuevo estadio que se alza hoy en día en Wembley vino a sustituir al legendario recinto de las Torres Gemelas y a su inacabable historia, albergando eventos como los Juegos Olímpicos de 1948, la final del Mundial del 66 o la de la Eurocopa del 96. Se inauguró en 1923, con la final de Copa entre el Bolton y el West Ham en un partido que pasaría a la posteridad como la White Horse Final, la Final del Caballo Blanco. La espectación por ver el partido en el nuevo y grandioso estadio fue tal que la gente acudió en masa abarrotando las gradas e invadiendo el terreno de juego. El viejo estadio tenía una capacidad oficial de 127.000 espectadores, pero se calcula que entre 240.000 y 300.000 accedieron al interior y otros 60.000 se quedaron a las puertas. Debido al abarrotamiento, el partido estuvo a punto de suspenderse, hasta que apareció la policía montada y, entre ellos, un agente a lomos de su caballo blanco Billy, que consiguieron empujar a la gente hasta los bordes  del campo.

Situaciones como esa ya no tienen cabida en estos tiempos y, aunque el nuevo estadio no tiene el magnetismo y la leyenda del originario, sigue siendo la Catedral del Fútbol. La prueba es este minuto de silencio justo antes del partido del pasado sábado entre Inglaterra y España, que reunió a más de 87.000 personas para verlo en directo.

Authors

Related posts

0 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. calvanki said:

    esta de lujo, pero no tiene ese aquel que debió tener el antiguo, y yo no sé porqué carajo no conservaron las torres

  3. Pingback: Londres sin construir: Torres | Londres para españoles - Guirilandia

*

Top