La Batalla de Cable Street

La imagen del Londres de calles grises y aburridas ha ido cambiando en los últimos años gracias en parte al arte callejero. Bansky, acapara todos los titulares, pero se pueden encontrar pintadas e increíbles grafitis por toda la ciudad.

Uno de los más curiosos se puede encontrar en el 236 de Cable Street en el East End. Se trata de un gigantesco mural de vivos colores que ocupa toda la pared de un edificio, y que representa la “Batalla de Cable Street“.

En 1936, Oswald Mosley, líder de la Unión Fascista Británica, no tuvo mejor idea que organizar una marcha de camisas negras en los alrededores de Whitechapel, centro de la comunidad judía londinense por aquel entonces. Ante tal provocación, un gran número de antifascistas (judíos, socialistas e irlandeses en su mayoría) trataron de impedir el avance de los seguidores de Mosley, que tuvieron que dispersarse. Este enfrentamiento está considerado como el comienzo de la resistencia británica al fascismo, en los albores del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

El mural se comenzó en 1976 y en su creación colaboraron varios artistas locales, que durante casi 20 años tuvieron que restaurar los daños causados por actos vandálicos.

Como curiosidad, en la pintura aparece la figura de un Hitler enclenque y en gayumbos, lanzado por un bombardero de la Luftwaffe sobre la multitud.



Authors
Tags ,

Related posts

0 Comments

  1. Juliet said:

    Guapo!:)
    esto lo leí el otro dia (El tema de la batalla digo) en el libro Histórias de Londres (de Enric González) y me ha gustado ver que has publicado sobre ello, no lo sabia y me pareció una batalla muy significativa.

    Un besazoo!

*

Top