Verdades y mentiras sobre Londres: Puntualidad Británica

No hay más que teclear “puntualidad” en Google para ver los términos más frecuentes relacionados con esa palabra. La puntualidad inglesa o británica, tal y como indica alguna que otra teoría, se puso de moda en tiempos de los gentlemen con bombín y reloj de bolsillo, inmortalizados por Julio Verne en la “vuelta al mundo en 80 días”. Allí, Mr. Phileas Fogg que, al contrario de lo que piensa la gran mayoría, no era un león parlante con chistera, cruza el mundo sin atropellos confiando ciegamente en la puntualidad de los transportes coloniales del Imperio Británico.

Puntualidad británica

Los tiempos han cambiado. Hoy lo que llevan los gentlemen británicos en el bolsillo es la Black Berry, que les permite enviar mails excusándose por llegar tarde. El conductor del tren envía un mensaje a la empresa porque llega 10 minutos tarde a trabajar, el hombre de negocios envía otro para decir que está atascado nosedonde porque el conductor del tren en el que tiene que ir a Londres no ha llegado aún y el tipo que tenía una cita con dicho hombre de negocios, termina avisando a su pareja de squash de que hoy tampoco podrá jugar a las 5 porque se ha retrasado su reunión.

Las aerolíneas británicas aparecen en la parte baja de las listas de puntualidad. Lo de los trenes es de risa, ellos publican unos datos fabulosos, pero el hecho de que un tren cancelado no cuente como retraso en sus cálculos lo dice todo. El metro, que por lo general es el más fiable, deja de serlo cuando los trabajadores deciden ir a la huelga (4 el año pasado) o hay lluvias intensas, nevadas e incluso hojas en la vía cuando llega el Otoño (no es coña).

Con este panorama, lógicamente, no se puede esperar mucha puntualidad por parte de los trabajadores. Al menos, en mi oficina, la gente sólo es puntual a la hora de marcharse…

Share

Authors

Related posts

10 Comments

  1. Sirventes said:

    Gracias por el enlace. Y que nadie se olvide, que si el trayecto dura 45 minutos más de lo esperado, se puede pedir el retorno del dinero del billete.

  2. Jorge said:

    De nada, me ha inspirado buena parte del post.

    Lo de los retrasos del tren depende de la compañia, cada una tiene sus “policies”. Por ejemplo, Southestern, que es la que yo sufro, te devuelve el 50% del billete si el retraso es de más de media hora y el 100% si es de más de 1 hora.

  3. Homer said:

    TFL te devuelve el billete del metro si el retraso es de más de 15 minutos. Me devuelven por lo menos uno o dos a la semana!

    • ronildo said:

      Un poco de educación al escribir, por favor.

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. mexiñol said:

    Entonces es mejor la puntualidad mexicana, aqui sabes que to cristo llega como mínimo una hora tarde

  6. Pingback: Thames Cable Car | Londres para españoles - Guirilandia

  7. elena said:

    Pues en españa na de na de devolver,asi que me quedo con Londres en cuanto a puntual,yo nunca me he retrasado en un tren en Inglaterra y he ido a Gales,al norte,a Devon,todo en tren y a su hora,quisiera decir esto de España,pero no puedo,lastima.

  8. Pingback: Better late than never? | Made in Britain

*

Top