Verdades y mentiras sobre Londres: La niebla

Londres, como todas las principales ciudades del mundo, cuenta, desde el exterior, con una imagen estereotipada que se ha ido forjando durante siglos en las mentes de los viajeros que sueñan con visitarla algún día y también en las mentes de los que no la visitarán jamás, los cuales usan como nadie los mitos que tergiversan la realidad de una ciudad para justificar su falta de interés por ella.

El primer mito en caer es el de la niebla. Aquí normalmente no hay niebla. Lógicamente se crea algo de neblina en pleno invierno junto al río, como en cualquier otra ciudad europea, pero os aseguro que no tiene nada que ver con la niebla que se forma en muchas partes de España, como en el Valle del Ebro. Es una de las leyendas más arraigadas de la ciudad, que tiene su origen en el Londres del siglo 19 y principios del siglo 20, cuando sí era común que la ciudad quedase en tinieblas bajo un manto de smog, una neblina tóxica formada por la contaminación combinada con altas presiones, que provoca el estancamiento de estos contaminantes en las capas bajas de la atmósfera.

En aquella época la mayoría de hogares se calentaban a base de quemar carbón en la chimenea, lo cual genera óxidos de azufre que reacciona con el vapor de agua de la atmósfera formando ácido sulfuroso. La neblina contaminante que se formaba era muy nociva para la salud de las personas, animales o plantas, e incluso era perjudicial para la conservación de los edificios y demás construcciones.

A partir de la Gran Niebla de 1952, se empezó a estudiar el problema y a ponerle remedio, restringiendo las combustiones domésticas con la Ley de Aire Limpio de 1956 y obligando después a construir chimeneas altas a las industrias en el 68. Hoy en día, el carbón no es ya un problema, sólo respiramos la mierda que expulsan los coches. Habrá que ponerles el tubo de escape más alto…

Trafalgar Square durante la Gran Niebla de 1952

Authors

Related posts

9 Comments

  1. Meredia said:

    Me gusta este tema de “Verdades y mentiras”.
    Te propongo dos mitos más para desmentir:
    * La lluvia…desde que estuve viviendo allí me dedico a desmentir ese mito.
    * El aceite de oliva, cuenta la leyenda que en Inglaterra no venden aceite de oliva y que si lo encuentras vale un dineral.

  2. Jorge said:

    Gracias por las ideas. Me apunto el del aceite. El de la lluvia ya lo tenía pensado. De hecho formaba parte del de la niebla pero los he tenido que dividir para que no quede muy largo. Eso sí, igual espero a que deje de llover para publicarlo…

  3. mexinol said:

    Jo, yo no se como hacer para que los comentarios me salgan mas cortos, siempre me enrollo como las persianas

  4. Grigori Vaklos said:

    Sí, tanto la niebla como la lluvia son dos grandes mitos de Londres. Yo también me dedico a desmentirlo aunque, si bien lo consigo con lo de la niebla, todavía me miran raro cuando digo que en Londres no llueve tanto como se dice.

    Me ha gustado la entrada mucho, Jorge. Enhorabuena.

    ¡A ver si nos vemos pronto de nuevo!

  5. Sirventes said:

    La niebla! Uno de mis temas favoritos.

    Es totalmente cierto que la famosa niebla inglesa era smog )por cierto, pedazo de explicación técnica). Pero la niebla es muy habitual en los lugares típicamente londinenses, que precisamente están todos junto al rio. El valle del Támesis es es habitual la niebla (los rios la provocan como tu apuntas), y lo puedo afirmar porque mi vivienda y mi lugar de trabajo están lejos entre si pero ambos cerca del rio, y los dias de niebla totalmente cerrada son abundantes. A veces dura hasta una semana entera. Eso si, si te alejas 5km del rio, la niebla desaparece por completo.

    Me permites poner un link a unas cuantas fotos mias? http://www.flickr.com/photos/ogoco/sets/72157594446921428/

  6. Jorge said:

    Dependerá mucho de la zona, porque yo trabajo a escasos metros del rio, junto al Millenium Birdge y creo que en todo el invierno aún no hemos tenido un día de niebla que se precie.

    Por supuesto que tus fotos entre neblinas son bienvenidas…

  7. Tamia said:

    Lo de la niebla no es un mito, de hecho como bien has comentado se producía esa “niebla” a causa del carbón en las chimeneas. Lo que pasa es que para el que no conoce o no sabe es lo que le llama la atención, la ciudad sumida en tinieblas. Mi madre vivió aquí hace unos 30 años y de hecho cuándo yo le dije que me venía para aca su comentario fué justamente a ese respecto, que a ella no le había gustado nada por que en invierno había tantisima niebla que no se veía la hacera de enfrente.

    Cheers.

  8. Ana desde Facebook said:

    lo peor es el calabobos este, parece que no llueve y cuando vuelves a casa eres la gemela capilar de la duquesa de alba…

  9. Georgina desde Facebook said:

    propongo tema de verdades y mentiras: la comida. “Uy ahi en Inglaterra debes comer muy mal verdad? Fish and chips y baked beans todo el dia no?” BASTAAAA

*

Top